8N: “No” y “Anti”

Actitudes agresivas, viejas y desalmadas

 

Como sabemos, los modelos sociales en pugna en todo el planeta se corresponden con la acción de los individuos denominados destructores, encargados (como los gusanos) de destruir un orden social que ya no le sirve a la humanidad. Sus características más visibles son la exclusión (el 50% de la población de la Civilización Occidental Globalizada está excluida del sistema económico, y el otro 50% está constituida por esclavos de un consumismo desaforado y estúpido), la guerra y sus industrias y organizaciones de todo tipo, y el narcotráfico con todas sus prácticas devastadoras de la integridad individual y colectiva. Como las langostas, pasaron por estas tierras y ahora se ocupan de Europa y de Estados Unidos. Es la ya develada plutocracia global, palabra de origen griego que significa “gobierno de los ricos”, comandada por muy pocas familias que intentan, con las ancestrales armas del miedo, del odio y de la guerra, mantener sus privilegiadas posiciones económicas y financieras en detrimento de los humanos más débiles y desprotegidos.

 

El estupendo experimento social del Estado Benefactor de la Comunidad Europea de Naciones está siendo atacado impiadosamente en estos momentos, por los hermanos de la oscuridad, actuando desde el poder plutócrata y sus increíbles esclavos.

 

Afortunadamente, desde 1945 se han sentado las bases para un nuevo orden social basado en el reconocimiento de que cada individuo humano tiene derecho a una vida plena y abundante, por ser lo más valioso de la Creación. Los constructores de lo nuevo están constituidos por nueve grupos de almas individuales que tienen muy afianzados estos ideales, y que con lentitud pero inexorablemente, están actuando para generar la Nueva Cultura y Civilización, al tiempo que los destructores y sus esclavos continúan su tarea de acumulación mortífera. El paradigma de los constructores tiene tres características principales: integridad, Inclusividad e Inofensividad, en abierta contraposición con el liderazgo de los destructores.

 

La carencia total de proyecto político y su definido rechazo a la política y a los políticos en general, ha caracterizado a la manifestación denominada 8N, revelando un trasfondo de miedo y de odio realmente dramático. Probablemente porque ignoren que el grupo de almas de los Organizadores Políticos del Bien Nacional y Planetario ya existe y está actuando con el lema del mayor bien para el mayor número de personas.

 

Estamos presenciando acontecimientos históricos de gran magnitud, y lo que realmente importa es una consulta íntima, secreta, entre cada persona y su propia Alma, para contestarse la pregunta: ¿He nacido en este país y en esta época para actuar como un constructor de lo nuevo, o como un destructor de lo viejo? Simplemente para poder participar con plena conciencia y sin dudas de una situación inédita en la historia de la humanidad. Nunca existió un escenario de tanto horror destructivo y de tanta belleza creativa, juntos y visibles inmediatamente en los medios masivos de  comunicación (aunque algunos intenten ocultarlo o invisibilizarlo).

 

Para contribuir con una cuota de inteligencia a este drama humano de primera magnitud, y dado que existe (como nunca antes), plena libertad para elegir y manifestarse, cada uno debería saber que si elige ser un destructor, sólo quedan las vacantes de esclavos y de idiotas útiles. Los primeros puestos están tomados y bien aferrados. Aclaramos que este enfoque corresponde solamente a los intereses de la personalidad del individuo. Sus almas están preparadas para todo…

 

En cambio, si uno elige ser un constructor de la Nueva Civilización del Amor, siempre será considerado un uipidil (un ser único e irrepetible, poderoso, inmortal, divinamente inteligente y libre).

 

Cualquiera sea su elección, no se pierda el 7D y los próximos 50 años. También, como cada uno de nosotros, serán únicos e irrepetibles.

 

Universidad Nacional del Alma

 

http://www.sidereh.com.ar/UNA/ARTICULOS%20BLOG.htm