Los Curadores Magnéticos

Este grupo de Almas, integrantes del Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, tiene la misión,  trascendental como pocas, de sentar las bases para la investigación científica multidisciplinaria que conducirá a revolucionar la medicina, y eventualmente, cuando sus causas sean comprendidas, a eliminar por completo la enfermedad de la faz de la Tierra.

Semejante afirmación podría tener sustento si aceptáramos la revelación producida a comienzos del siglo pasado por Alice Bailey en su libro “Curación Esotérica”, acerca de lo que denomina la Primera Ley de la Curación:

“Toda enfermedad es causada por la inhibición de la manifestación de las energías del Alma”

Analizaremos cuáles son esas energías del Alma. Como tendremos que hablar de algo que no podemos ver ni tocar, no aparecen en Internet ni cotizan en Bolsa, no se compran ni se venden, la tele no las difunde, ni pueden ser destruidas por armas químicas ni bombas atómicas, ni son susceptibles de difamaciones periodísticas,  y son completamente inmunes a a las balas de goma, a las de plomo y a las de tinta, a la mentira, al miedo, al odio y a la tortura… estamos en un problema. El lenguaje cotidiano no alcanza. Hace falta recurrir entonces a un lenguaje simbólico, a la metáfora, a la noción de “como si”, a la imaginación (que es la antesala de la intuición). Este lenguaje es el de la Mitología Griega. En particular, las geniales personificaciones divinas que corresponden al Amor (Afrodita/Venus), a la Sabiduría (Atenea/Minerva) y al Poder (Hefesto/Vulcano), sus estupendas potencialidades y sus notables aventuras nos pueden aproximar a conceptos que contribuirán a la comprensión.

Es éste un apasionante asunto que está fundando la Ciencia de la Interpretación de la Mitología Griega, que ya ha contribuido, junto a la Ciencia de las Energías,  a la recuperación del carácter científico de la Astrología, la que será de imprescindible aplicación en los nuevos enfoques sobre educación humana y curación. Ya hay 15 libros de lectura gratuita sobre este tema en nuestro sitio en Internet.

Baste, para el propósito de este artículo, saber que las relaciones entre las tres cualidades que describen las  características de todas las Almas individuales, han generado todas las motivaciones de las actitudes humanas, las conductas y, como si esto fuera poco, las posibilidades de comprensión del estupendo Proceso Evolutivo del que todos formamos parte, como actores principales en un drama que el genio del Dante titulara “La Divina Comedia”. No sin razón…

Comenzaremos por Afrodita, la diosa del Amor. Es la única que tiene dos padres (Urano y Neptuno). Además, porque es la energía más abundante en este Segundo Sistema Solar (el Amor está en el aire, según el poeta), y es éste el momento histórico del nacimiento de la Civilización del Amor. Tenía como esposo oficial a Hefesto, pero sus cuatro hijos los tuvo con Ares (Marte), el dios de la guerra. Semejante situación, proveniente del legado energético de sus padres (Urano, la suma de todo el cielo, lo más espiritual, lo más perfecto); y Neptuno, regente de Piscis (la Totalidad Oceánica de la Vida), la más alta sensibilidad perceptiva, se repetiría a lo largo de sus historias, luego de haber generado la totalidad de las motivaciones humanas posibles: Eros (Cupido, la Atracción), quien se casa con Psique (el Alma Humana), y tienen una hija inmortal llamada Alegría por algunos, y Pasión por otros. Harmonía (que representa la trascendencia del conflicto), Deimo, más parecido al padre, es el Horror del conflicto y de la Guerra, y Fobo,  las fobias, la Repulsión. ¿Cuál de estas motivaciones ejercitamos, cuándo y con quién?

Afrodita, con el fin de obtener la ansiada “manzana de oro de la Discordia”, genera la famosa Guerra de Troya, que es el modo en que transcurren nuestras vidas en esta etapa, respondiendo al Cuarto Rayo de Armonía, pero a través del conflicto. Lucharemos, hasta que aprendamos a amarnos. Es la Ley.

Luego produce, entre las mujeres de la isla de Lemnos, quienes habían decidido dejar de adorar a Afrodita para adorar a Atenea, una fetidez que ahuyenta a los hombres de Lemnos y los induce a buscar mujeres mejor olientes. Las de Lemnos, en venganza, matan a todos los hombres. Gran conflicto que origina dos efectos notables: el concepto de Amazonas, mujeres guerreras que desprecian y combaten a los hombres, que deriva en el tema bíblico de la Virgen. El otro efecto es un desequilibrio de género que tiene que ser resuelto por Jasón, como primer paso hacia la búsqueda de la salud perfecta. Si no se manifiesta la energía del Amor, la poderosa energía se exterioriza igual, pero en forma de síntoma… Lo que es conocido en la actualidad por el enfoque de Carl Jung de las energías en sombra. Y la recomendación previa de Jesucristo en los Evangelios Gnósticos: “Si sacas a la luz  lo que está dentro tuyo, aquello que saques, te salvará. Si no lo sacas, aquello que no saques te destruirá” Parece que con Afrodita no se jode… ¿Dónde está Venus en tu Carta Natal? Afrodita es además el regente de la Carta Natal de Argentina que tiene Ascendente Libra, ubicada al lado del Sol en Cáncer. Si no aprendemos a manifestar el Amor y el cuidado ahora… ¿Cuándo?

Hefesto y su hermana Atenea, además de representar el Poder y la Sabiduría del Alma, tienen aventuras generativas estupendamente significativas para nuestra época. Crearon el dinero. Como suelen afirmar mis amigos españoles: “¡Salud, amor y pesetas. Lo demás son puñetas!”. Hoy andan algo escasos de pesetas, porque no conocen el origen del dinero. En un episodio alucinante, Atenea va a visitar a su hermano, caído en desgracia porque lo habían echado del Olimpo. Cuando Hefesto ve entrar a una rubia despampanante, vestida con un casco y la espada (empleada para ayudar a los hombres a discriminar, a elegir solamente lo bueno, lo bello y lo verdadero), se siente instantáneamente atraído, y a pesar de su cojera, la persigue y la alcanza. En el forcejeo, según el mito, brota el semen de Hefesto, el que chorrea por la pierna desnuda de Atenea. Asqueada, se limpia con un trozo de lana que arroja al suelo, y huye. De la lana (Erí), fecundada por el semen que cae en tierra (Cton), nace un niño (Erictonio) que es cuidado por Atenea como un hijo, y se transforma en el Primer Rey de Atenas, y es el que crea el dinero. Con semejante potencia creadora, inmanente en cada humano, parecería ser bastante simple erradicar la miseria de cada vida y de cada pareja y de cada empresa y de cada nación… Es simple pero no es fácil.

La curación de las enfermedades humanas se puede hacer simultáneamente con la curación de las naciones ¿Te gustaría participar activamente  en el Grupo de Curadores Magnéticos?

 

¿Te gustaría, también,  participar en un grupo multidisciplinario de Investigación en Salud?

Universidad Nacional del Alma

http://www.sidereh.com.ar/UNA/ARTICULOS%20BLOG.htm