Nacional, popular, democrático, pacífico y alegre…

o violento, usurero y traidor a todas las Patrias.

Es la polarización que estamos viendo a nivel planetario, y que se refleja con nitidez en los ámbitos políticos, económicos, culturales, religiosos, filosóficos y científicos.

La caracterización generada por Dante Alighieri hace unos siete siglos, describiendo los niveles más profundos del Infierno, tiene vigencia para describir a los tristes y crueles esclavos de la Plutocracia Global, a los que no les interesa ni el bienestar ni siquiera la vida de los seres humanos, mucho menos si son pobres y no califican como “consumidores”.

Para los Hermanos de la Oscuridad, el Anticristo ha tomado la monstruosa forma del Dios Mercado, que debe ser obedecido so pena de ser declarado en “default”, en rebeldía, constituir una amenaza para las potencias financieras dominantes, una amenaza para el país hegemónico, ser bloqueado económica y financieramente, ser pasible de sanciones unilaterales de todo tipo, ser bombardeado, invadido militarmente, ser bombardeado mediáticamente con mentiras, difamaciones, denuncias falsas, denigraciones personales descabelladas, ser amenazado mafiosamente, ser torturado, desaparecido, etc., etc., etc. Tamaña difusión del odio y del medio por el planeta entero ha generado la polarización que comentamos, en la forma de una crisis global que generará surgimientos importantes, que emergerán de la notable tensión que sigue in crescendo y que hemos denominado el paroxismo de la pelotudez pisciana, en el comienzo de la Era de Acuario. Todo lo que tiene que morir porque ya no le sirve a la Humanidad, se resiste a hacerlo como consecuencia del profundo materialismo que caracteriza a los que todavía tienen el poder. Pronto, ese notable Señor no estará más en el poder.

La recomendación ofrecida por todos los medios que han accedido a alguna cuota de la sabiduría espiritual consiste en resistir un poco más los efectos del miedo y del odio, confiando en que la Vida está organizada con cánones mucho más humanos, inteligentes y poderosos que los que nos muestran los medios hegemónicos, y practican todos los violentos, usureros y traidores a todas las patrias en todas las naciones.

Si uno es capaz de resistir la embestida, y no reaccionar al miedo y al odio con más miedo y más odio, reconocerá que la Ley Esencial del diseño de la Vida en la Tierra es Armonía, Belleza y Arte, pero a través del Conflicto. En toda crisis tenemos que aprender a elegir el camino del Amor. Todo conflicto es interno. No viene a nosotros ninguna crisis que no podamos superar con esta fórmula.

Por eso están emergiendo los individuos, grupos y naciones que se atreven a proclamar y practicar el Amor, como los adelantados que construyen la Nueva Civilización y cultura que reemplazará a la obsoleta y cristalizada Civilización Occidental Globalizada, basada en el poder del miedo, del odio, del dinero y de las armas atómicas. “Peanuts”, diría alguien que tuviera un atisbo del inconmensurable Poder del Amor Universal.

No preocuparse. Hay endorfinas para todos y para todas, los y las que se atrevan a amar.

 

Universidad Nacional del Alma

http://www.sidereh.com.ar/UNA/ARTICULOS%20BLOG.htm