¿Qué es eso del Plan?

 

Algunos lectores del blog formularon la pregunta que origina esta nota.

 

La humanidad actual es el resultado de un Proceso Evolutivo que demandó no menos de 15.000 millones de años para que pudieran desarrollarse individuos autoconscientes en un entorno diseñado con infinita creatividad y paciencia, de manera que el espíritu logre manifestarse en lo más denso de la materia de modos estupendos, pero inimaginables, aún.

 

Si bien existen indicios en todos los libros sagrados de las diferentes religiones y mitologías, las variadas interpretaciones producidas por los hombres que tuvieron la tremenda tarea de ocultar la Verdad, dejaron entrever futuros estados posibles denominados Nirvana, el Quinto Reino de la Naturaleza, Éxtasis Místico, la Resurrección, la Cuarta Dimensión y algunos otros, que carecen de significación útil en una cultura extremadamente materialista como la actual.

 

Tanto el ocultamiento como su posterior revelación fueron descriptos en unos cincuenta libros publicados a partir de 1885, y que pueden leerse o bajarse gratuitamente en varios sitios de Internet. El Proceso Evolutivo, el Plan divino para la humanidad y los que lo llevan adelante (a los que les dimos el nombre de individuos que operan conscientemente desde el Tercer Motor), son informaciones estupendas que posibilitan una comprensión de los sucesos históricos actuales desde puntos de vista mucho más inteligentes y abarcativos que los habituales.

 

Como para muestra basta un botón, transcribiremos una parte significativa del Plan, dada alrededor de 1950, que es indicativa del carácter espiritual revolucionario de los sucesos que estamos viviendo en la actualidad.

 

Pasos Hacia el Nuevo Orden Mundial

 

Ciertas principales premisas espirituales deberían respaldar todo esfuerzo para formular el nuevo orden mundial. Expondré algunas de ellas:

 

1.       El nuevo orden mundial debe satisfacer la necesidad inmediata y no constituir un esfuerzo para satisfacer una visión idealista y distante.

2.       El nuevo orden mundial debe adecuarse a un mundo que ha sufrido una crisis destructiva y a una humanidad que fue destrozada por la experiencia.

3.       El nuevo orden mundial debe sentar las bases para otro futuro orden mundial, que sólo será posible después de un período de recuperación, reconstrucción y reedificación.

4.       El nuevo orden mundial estará basado en el reconocimiento de que todos los hombres son iguales en su origen y meta, pero que todos están en etapas distintas de desarrollo evolutivo; que la integridad personal, la inteligencia, la visión y la experiencia, así como una marcada buena voluntad, deben señalar al conductor. El dominio del proletariado sobre la aristocracia y la burguesía, como en Rusia, o el dominio de una aristocracia atrincherada detrás del proletariado y la clase media, como hasta hace poco en Gran Bretaña, deben desaparecer. El control del trabajo por el capital o el control del capital por el trabajo, también deben desaparecer.

5.       En el nuevo orden mundial, el grupo gobernante de cualquier nación, debe estar compuesto por quienes trabajan para el mayor bien del mayor número y, al mismo tiempo, ofrecen una oportunidad a todos, procurando que el individuo tenga libertad. Ya se reconocen hoy los hombres de visión, posibilitando así la correcta elección de líderes, que no fue posible hasta este siglo.

6.       El nuevo orden mundial se basará en un activo sentido de responsabilidad. "Todos para uno y uno para todos" será la regla. Esta actitud tendrá que ser desarrollada entre las naciones, pues aún no existe.

7.       El nuevo orden mundial no impondrá un tipo uniforme de gobierno, ni una religión sintética ni un sistema de regimentación a las naciones. Los derechos soberanos de cada nación serán reconocidos y se permitirá la plena expresión de su genio particular, tendencias individuales y cualidades raciales. Sólo en un caso particular debe hacerse el esfuerzo para lograr la unidad y esto será en el campo de la educación.

8.       El nuevo orden mundial reconocerá que los productos del mundo, los recursos naturales del planeta y sus riquezas, no pertenecen a ninguna nación, sino que deberán ser compartidos por todos. No habrá naciones que "poseen" y otras que no poseen. Una equitativa y apropiada distribución organizada del trigo, el petróleo y la riqueza mineral del mundo, se desarrollará teniendo como base las necesidades de cada nación, sus propios recursos internos y los requerimientos de su pueblo, lo cual se llevará a cabo si se tiene en cuenta a la totalidad.

9.       En el período preparatorio para el nuevo orden mundial habrá un desarme constante y regulado. No será optativo ni se permitirá a ninguna nación producir ni organizar equipo alguno para propósitos destructivos, o atentar contra la seguridad de cualquier otra nación. Una de las primeras tareas de toda conferencia de paz futura será regular esta cuestión y procurar gradualmente el desarme de las naciones.

 

 Éstas son las premisas simples y generales sobre las cuales el nuevo orden mundial tiene que comenzar a trabajar Tales etapas preliminares deben ser mantenidas fluidas y experimentales, sin perder nunca de vista la posibilidad; deben mantenerse inviolables los cimientos; los procesos intermedios y los experimentos deben llevarse a cabo por hombres que se interesen por el bien de todos y cambien los detalles de la organización, mientras conservan la vida del organismo. “La Exteriorización de la Jerarquía”  Alice Ann Bailey.

 

Estas premisas pueden contribuir a la comprensión más profunda de los sucesos políticos y económicos que estamos presenciando, y a ubicarnos con una mayor cuota de inteligencia frente a los embates muy potentes de los “hermanos de la oscuridad” que a estas  alturas ya no pueden ocultar sus propósitos antievolutivos y antihumanos.

 

Si no tenemos claro cuál es el potencial de la humanidad ni cuál es el Plan, será más difícil el viaje. De todos modos, los problemas más notorios residen en dos aspectos de la situación actual. El primero se llama apego, y fue definido por Albert Einstein diciendo que “es más fácil romper un átomo que una creencia”. Y sobre la generación y sostenimiento de creencias antievolutivas operan los Plutócratas Globales por medio de la manipulación y utilización de los medios masivos de comunicación,  las finanzas, las drogas, y finalmente las armas.

 

Es interesante conocer además que  la muerte es una ley inexorable por medio de la cual se impide que el espíritu quede atrapado en formas que ya no le sirven al Proceso Evolutivo. Muere todo aquello que no alcanza la perfección en el período de vida asignado. Ya sea un cuerpo biológico, una pareja, una empresa, una nación cuya forma social es inservible para sus habitantes (caso Argentina 2001), o una civilización (caso Civilización Occidental Globalizada, que está muriendo, al tiempo que nace una Nueva Civilización). Como dato fundamental del diseño, todo lo que está basado en el miedo y el odio repele, es efímero y mortal. En cambio, todo lo fundado en el amor atrae y es eterno.

 

Con estos datos, que sean aceptados no como la Verdad, sino simplemente como hipótesis a confirmar, podríamos ampliar nuestra percepción de la realidad, e intentar comprender los acontecimientos de la vida cotidiana, y de la propia vida también. Para aprender a elegir los caminos del amor y así contribuir consciente y alegremente con el Proceso Evolutivo de la humanidad.

 

Universidad Nacional del Alma

 

http://www.sidereh.com.ar/UNA/ARTICULOS%20BLOG.htm