Corrupción

 

Es una de las palabras más usadas en el ámbito de los combates ideológicos, pero sin duda es aquella cuyo verdadero significado es el menos comprendido, en particular por quienes la emplean más asiduamente.

 

COR-RUPTO es un término que en latín significa, literalmente, CORAZÓN ROTO. Que describe la idea de un individuo que no puede conectarse con el Amor. Por lo cual es una persona motivada por el miedo y la bronca (que no es más que otro nombre del miedo), generando experiencias miserables de todo tipo. Ya sabemos que miseria quiere decir desconectado de la fuente interna de Amor (Mis-Eros, según los griegos).

 

Si a estos simples conceptos les agregamos las definiciones de los dos peores pecados que puede cometer un ser humano, el de separatividad (que consiste en creerse mejor o peor que cualquier otra persona) y el de acidia (que consiste en saber lo que es bueno, bello y verdadero, y no hacerlo; u obligarse a hacer algo que no nos gusta de corazón), tendremos la clave de comprensión de un panorama individual, de relaciones, nacional y planetario tan claramente dividido entre los odiadores y los amadores, entre los destructores y los constructores.

 

Esta gran tensión, inevitablemente, producirá un surgimiento.

 

En momentos de confusión, en las que se emplean la mentira, el ocultamiento, la difamación, los insultos con el fin de engañar a los incautos y sostener la estructura de poder obsoleta, pesada, inútil, monstruosa, perversa, a la que denominamos Plutocracia Global, ejercida por el poder financiero, aliado al narcotráfico y al negocio de la guerra, es conveniente reconocer los disfraces que emplean los pregoneros del odio. Principalmente cuando hablan de LIBERTAD.

 

NEOLIBERALSMO es una palabra ligada espuriamente al concepto de Libertad, pero que en la realidad demostrada por los acontecimientos significa:

 

LIBERTAD PARA MATAR

LIBERTAD PARA TORTURAR Y HACER DESAPARECER

LIBERTAD PARA DROGAR

LIBERTAD PARA COLONIZAR

LIBERTAD PARA ESCLAVIZAR

LIBERTAD DE PRENSA PARA MENTIR

LIBERTAD PARA ESPECULAR

LIBERTAD PARA MORIRSE DE HAMBRE

Es decir, la libertad del zorro para actuar en el gallinero con total impunidad…

 

La gran aceleración de los tiempos hace que los resultados sean inmediatos y de difusión pública instantánea, de manera que es posible conocer las verdaderas intenciones mucho más rápidamente que en toda la historia previa. Y entonces medirlas por el consejo bíblico:

 

“POR SUS FRUTOS LOS CONOCERÉIS”

 

Si hay miedo, odio, crueldad, falta de respeto por los individuos y los pueblos, si hay excluidos, si se hace sufrir a inocentes, si no se cuida a cada vida humana como lo más excelso de la Creación, la conducción social es CORRUPTA, y está condenada a desaparecer. Simplemente por la falta de amor.

 

Afortunadamente, la conexión con el amor es individual e indelegable (no se puede comprar ni vender) y es por ello que el surgimiento de la humanidad de la fría tumba del materialismo plutócrata neoliberal es un hecho inexorable y seguro.

 

Depende solamente de cada íntima, individual, secreta conexión con la alegría y el amor.

 

¿Cuántas veces por día, por semana, por mes o por año hacemos algo que realmente nos inunda de deleite, de alegría y de entusiasmo? ¿Cuántas celebramos la vida?

 

La respuesta a esta pregunta es importante porque vivimos una época de cosecha en el maravilloso jardín que es la humanidad. 

 

“Uniquique suum”. A cada cual según su necesidad. Aquellos lotos cerrados, que no logren aún conectarse con la luz del Alma, tendrán las dosis de odio, de crueldad y de miseria adecuados hasta que aprendan a abrirse al amor en otro tiempo y espacio. Los que hoy logran la medida, construirán la Nueva Civilización del Amor ahora, aquí, en el estupendo Planeta Azul.

 

¿Cuánto hace que se nos secó el corazón?

 

www.sidereh.com.ar /Universidad Nacional del Alma