DICIEMBRE

En griego se escribe Ποσειδεων (Poseideón), que es el sexto mes ateniense del año, (mitad en diciembre y mitad en enero). Poseidón es el hermano de Zeus, que reina sobre los océanos, y se celebraban las fiestas de los ciudadanos de Atenas dedicadas a Poseidón (Neptuno).

El atributo del dios de las aguas oceánicas es el tridente. 

Neptuno es el planeta descubierto el 23 de setiembre de 1846, regente de Piscis, que tiene dos características importantes. Piscis representa la totalidad oceánica del Universo, es decir la suma de TODO LO MALO y DE TODO LO BUENO, que en nuestra cultura culmina en arte y espiritualidad. De allí la cualidad pisciana de los artistas que en su experiencia incluyen tanto las adicciones más tremebundas y la confusión más enorme, como la inspiración más elevada. La otra característica es que Neptuno es el padre (madre) de Afrodita, la diosa del Amor, nacida de la unión de los genitales que Crono (Saturno) rebana a su padre (Urano), a pedido de Gea, que caen al mar y fecundan a las aguas, produciendo algunos seres portentosos. 

Diciembre reúne las energías de Sagitario y de Capricornio, cuyos regentes son Zeus/Júpiter y Crono/Saturno, respectivamente. En este mes se ensamblan, como en un estupendo Caleidoscopio estelar, las energías más elevadas, si vinculamos el calendario griego antiguo con el calendario zodiacal. Y esto es así por que el TODO ESTÁ EN TODO Y EN TODOS, con absoluta independencia de tiempo, tamaño y espacio. En cada átomo del Universo conviven las energías divinas. Con mayor razón en un ser humano. COMO ES ARRIBA, ES ABAJO, según la Tabla Esmeraldina de Hermes y la Teoría Astroholográfica, base de la Astrología Científica (“Las Fuentes de la Creatividad Humana”, Editorial Serendipidad, Buenos Aires, 1995). 

El Tridente de Poseidón es Ψ, símbolo de Neptuno, padre de Afrodita, la diosa de Amor, que representa la función humana de la Intuición, que es la conexión consciente con el Alma. Cuando cada uno de nosotros aprenda a enfocar esta antena hacia arriba, desaparecerán el miedo y la confusión, para dar lugar a la experiencia personal del Amor-Sabiduría. La religión es el descubrimiento personal de la Verdad. Termina la Era de Piscis y comienza la Era de Acuario. 

Esto está sucediendo ahora, se denomina la Exploración del Espacio Interior, y constituye el mayor éxito del Proceso Evolutivo. Muere la cultura materialista de la Civilización Occidental Globalizada, y afortunadamente ya nació en 1945 la Civilización del Amor. 

Los próximos 500 años de la Era de Acuario prometen ser asombrosos. No se los pierda…