Épocas de muerte, renacimiento y resurrección

Las crisis humanas globales, nacionales e individuales más potentes

 

-“La Astrología es la mejor presentación de la Verdad que se conoce” Alice Ann Bailey.

- Toda crisis es una oportunidad para que aprendamos a extraer las energías del Alma.

 

La Astrología Científica reconoce que las crisis humanas más importantes están determinadas por la interacción entre los movimientos de los  planetas transpersonales (Urano, Neptuno y Plutón representantes de las energías del Alma), y nuestro Zodíaco interno (ya sea individual, nacional o planetario).

 

Esta interacción produce tensiones que a su vez generan impulsos para el surgimiento de lo nuevo, luego de la muerte de lo viejo, único método que el Proceso Evolutivo emplea para el perfeccionamiento cíclico de todo lo manifestado.

 

La nueva Ciencia de la Interpretación del Significado de los Mitos Griegos aporta las claves para comprender el sentido de las crisis.

 

Entre noviembre de 2008 y abril de 2011 están ocurriendo cambios de signo de los tres planetas transpersonales. En poco más de dos años se acumulan impulsos para el cambio de características muy notables, cuyo significado trataremos de desentrañar en este artículo. Debemos aclarar que no son predicciones, porque la Astrología Científica es una ciencia no predictiva, sino claves del sentido de los cambios, para que podamos elegir con más inteligencia nuestras actitudes y decisiones en estas épocas interesantes que hemos elegido para vivir.

 

Plutón entrando en Capricornio (Primera entrada nov 2008, se establece en el signo y permanecerá hasta el 2023)

Hades (Plutón) es el hermano de Zeus que rige el reino subterráneo de las Almas. Es el rico, el invisible, el poderoso. Tiene que ver con el poder con el Poder, el sexo, el dinero y la muerte (todo lo oculto en nuestra cultura). Es el regente del signo de Escorpio: Muerte y Transformación. Resurge de sus cenizas, como el Ave Fénix. Cuando Plutón entra en un signo, destruye lo que ya no sirve en ese ámbito.

Efectos planetarios: Transitando por Sagitario, saca a la luz todo lo que estaba oculto y constituía el verdadero poder de la Plutocracia Global, esa supermafia  secreta que todavía gobierna la Civilización Occidental, por medio del narcotráfico, las armas y el sistema financiero. Con la entrada en Capricornio, Plutón mata a la “gallina de los huevos de oro” y revela el secreto del poder plutócrata: el dinero es energía espiritual abundante y gratuita. En la crisis financiera, verdadero manotazo de ahogado de la mafia, los delincuentes ambiciosos obligan a los gobiernos a entregarles 25 millones de millones de dólares, para “salvar a los bancos y al sistema”, con lo cual, después de probar el método con las estancias y lagos en Argentina, van ahora por las islas griegas y algunas bodegas españolas, italianas y francesas. Este acto constituye el principio del fin de la Civilización Occidental globalizada, un gigante con pies de barro fundado en los conceptos de escasez y de acumulación. Por ello genera miseria, tanto en los opulentos como en los desheredados. Míseros significa mis-eros, estar desconectado del amor. La revelación de estos secretos implica la pérdida del poder y la caída, ya visible, del orden plutócrata, que los teóricos (ingenuos) del Citibank denominaron “Plutonomía”.

Efectos nacionales: El primer país occidental en manifestar la caída plutócrata fue la Argentina, con su decadencia social continuada producida por medio siglo de aplicación de políticas neoliberales. Hasta llegar al conocido “default”. Y por ello mismo, está siendo el primer país occidental que genera la oportunidad de salir del pozo. El desendeudamiento financiero, las políticas de crecimiento y distribución del ingreso, el ocuparse de los niños con la “jubilación al nacer”, y de los viejos con los beneficios sociales, la reestatización de los fondos y empresas públicas, es una respuesta inteligente a la crisis. Plutón entrando en Capricornio, donde tiene la Luna la Argentina (representando al pueblo), marca el fin de una era oscura y el comienzo de una época mucho más luminosa, en la que ya se presagia la posibilidad del fin del hambre en nuestro país como problema estructural.

Efectos individuales: Plutón en Capricornio nos permite deshacernos de todas las estructuras, mandatos, creencias, posiciones, carencias y actitudes viejas, cristalizadas, que ya no nos sirven para vivir felices, teniendo lugar esta transformación principalmente en el ámbito de cada  Carta Natal por la que transita.

 

Urano entrando en Aries (primera entrada mayo 2010, va y vuelve, y permanecerá hasta el 2018) Es el renovador creativo y revolucionario, el impulsor de los cambios rápidos, eléctricos, imprevistos e imprevisibles. Su perfeccionismo es indicador de la evolución hacia metas superiores, luminosas. Cuando visita Aries inicia un nuevo ciclo alrededor del Zodíaco, que bien podría interpretarse como el fin de la era de Piscis y el comienzo de Acuario. Termina una época donde regían las creencias (algunos se comunicaban con Dios y escribían libros que debíamos aceptar como la verdad), para dar comienzo a un ciclo donde importa la experiencia personal, individual de la Verdad, de la divinidad inmanente en cada ser individuo. Urano fulmina con sus rayos todo lo que se opone a la libertad, la igualdad y la fraternidad humanas. Se renuevan los conceptos sobre las relaciones (Aries-Libra/Yo-el Otro)

Efectos planetarios: Cuando los astrónomos descubren accidentalmente que el planeta Urano está en el cielo y orbita con regularidad alrededor del Sol, corría el año 1781.

Momento de las revoluciones más importantes de nuestra historia.

La Revolución Francesa fulmina un régimen social oprobioso bajo el lema: Libertad, Igualdad, Fraternidad.

Cuando Urano entra en Aries en 2010, un presidente negro en EE. UU. termina con la desigualdad social de 37 millones de norteamericanos desamparados fundando el PAMI gringo.

Efectos nacionales: Se promulga, con una fuerte oposición eclesiástica y conservadora, la Ley del Matrimonio Igualitario, extendiendo la aceptación y los derechos sociales a las relaciones de igual sexo. Se destapa la “cloaca” de Clarín y La Nación, iluminando los nefastos métodos de apropiación de la dictadura militar y de la dirigencia civil adicta.

Efectos individuales: Urano en Aries requiere la renovación en las relaciones, tanto las intrapersonales como las interpersonales.

 

Efectos combinados de Urano y de Plutón: están actuando simultáneamente sobre los dos ejes de la denominada “Cruz Cardinal”. Todas las personas, instituciones o países que tienen su Ascendente en Libra, Aries, Cáncer o Capricornio (como por ejemplo la Argentina), ven multiplicada la influencia de estos planetas actuando sobre el eje de las relaciones y sobre el eje de la realización concreta, con los impulsos hacia la renovación de lo viejo, y la muerte y renacimiento de formas que  ya no le sirven a la vida, y que tienen que ser destruidas para dar lugar a las formas más perfeccionadas. Cristo nos alertaba que “no se puede poner el vino nuevo en odres viejos”. Desde el punto de vista social, constituye la muerte anunciada de la obsoleta forma de la Civilización Occidental Globalizada, que da lugar al surgimiento de la Nueva Civilización del Amor, nacida en 1945 al fulgor del enorme poder oculto en la materia revelado por Einstein. En este estupendo proceso de resurrección de la humanidad de la fría tumba del materialismo más cruel y feroz, no es conveniente luchar contra nada ni contra nadie. Solamente hay que construir lo nuevo con la argamasa disponible y abundante del amor.

 

Y el Amor, ¿dónde está?

Neptuno (el planeta del Amor, padre con Urano de Afrodita/Venus) que es el regente del signo de Piscis, está entrando en su signo en Abril de 2011, para permanecer hasta el 2025.

Esta entrada presagia una abundante inmersión del Planeta Tierra de la energía del Amor. Donde hay Amor, no hay miedo. Donde no hay miedo, hay abundancia. Alegrémonos. La alegría es la primera manifestación de que estamos en el camino.