ESENCIALIDADES

 

Sufrimos, porque todavía ignoramos que somos seres divinos e inmortales, diseñados para ser felices aquí, en esta hermosa Tierra.

Nos enfermamos, sólo porque todavía no amamos lo suficiente.