Líderes argentinos muertos jóvenes, reconocidos y recordados mundialmente.

 

Néstor Kirchner se agrega a la lista, inaugurada por Evita y seguida por el Che.

 

Lo más significativo de estas vidas heroicas fue la magnitud creciente de sus desafíos: la entonces  omnipotente oligarquía argentina, los ejércitos latinoamericanos sometidos al control ideológico de la CIA, y finalmente la Plutocracia Global con sus tentáculos monetarios, (el FMI, la FED y el Banco Mundial), generadores del “default” (o muerte civil) de la República Argentina. Néstor Kirchner posibilitó la reencarnación del alma del pueblo argentino en un nuevo cuerpo social, apto esta vez para niños y para viejos.

 

Se atrevieron a enfrentar a esos poderosos y a exhibir públicamente la hipocresía y la fealdad que esos mismos poderes intentan aún ocultar controlando a los medios. Estos jóvenes líderes han marcado con su extraordinaria valentía y visión los hitos que conducen a los pueblos americanos a la resurrección, desde la tumba del materialismo más feroz que ha caracterizado a la Civilización Occidental Globalizada, la que aún intenta sojuzgar a los pueblos europeos con las armas ensayadas y probadas en nuestro desgraciado país. Como Guernica en su martirio fascista. Pero que ya está condenada a la muerte, porque ese orden excluyente, basado en el paradigma de la acumulación y la esclavitud, ya no le sirve a la humanidad. No es posible poner el vino nuevo en odres viejos.

 

Libertad, igualdad, fraternidad, constituyen  el canon inaugurado durante la Revolución Francesa, en el momento del descubrimiento del planeta Urano, el planeta de la libertad, la excelencia y la divinidad del diseño humano. Hoy Urano entra en un nuevo ciclo, lo que permite augurar tiempos en los que los individuos, las organizaciones y los regímenes que se oponen a la dignidad del hombre cesen en su tarea  oscura.

 

“Los muertos que vos matáis gozan de buena salud”, en la memoria de los pueblos de América que están siendo liberados, para que todos los habitantes del mundo  logremos vivir en un orden social caracterizado por la justicia, la inclusividad y la integridad. Para que podamos crear la Nueva Civilización del Amor, antes de que termine de caer el viejo orden basado en el miedo, el odio y la esclavitud. Oportunidad única en la historia conocida de la humanidad.

 

 

Néstor Carlos Kirchner (1950-2010)

In Memoriam