Los trabajadores del campo de la Religión

Religión (del latín re-ligare) será el conjunto de hipótesis y disciplinas que posibiliten volver a conectar en la conciencia de cada individuo (y también de cada Nación) la Personalidad con el Alma. Este vínculo fue severamente dañado por los teólogos de las iglesias cuando decretaron que “es una herejía hablar de cualquier hombre como un ser espiritual”. Y este decreto fue celosamente custodiado por la “santa” Inquisición durante más de once siglos, generando el martirio de más de seis millones de “brujos y brujas” que sostenían haber tenido contactos espirituales. Los Cátaros, Juana de Arco, Giordano Bruno, Galileo Galilei, las brujas de Salem, entre los más conocidos. Estas atroces prácticas fueron reconocidas por Juan Pablo II a fines del siglo pasado, cuando pidió perdón a la Humanidad por los “pecados de la Iglesia”. El resultado es esta civilización profundamente materialista cuya estructura se derrumba porque ya no le sirve a la Humanidad. Pero está previsto desde 1825 que un grupo selecto de Almas se ocupe de semejante descalabro cultural para producir las bases teóricas y prácticas de una Ciencia de la Religión que tenga como propósito el restablecimiento del Plan en la Tierra, considerando a cada persona (y a la humanidad toda) como una creación evolucionante que constituye lo más excelso de esta etapa del Proceso Evolutivo. El Cuarto Reino de la Naturaleza, cuya próxima etapa es la manifestación del Quinto Reino, según La Biblia. Uno de los individuos que tienen a su cargo este magno propósito es el Maestro Jesús, como relatan algunos libros de la Metafísica Moderna. Admitiendo la idea de la íntegra divinidad humana, “la Religión es el descubrimiento  personal de la Verdad”, no las interpretaciones equivocadas de los teólogos. El Primer Maestro es la propia Alma.

Algunos indicadores de los métodos y actitudes que podrían emplearse en esta transición cultural realmente revolucionaria son los siguientes:

Podrían ser la pregunta y el juego.

Preguntar es ubicarse con inteligencia y amor en el lugar adecuado para efectuar la invocación.

La actitud receptiva genera y atrae la respuesta positiva.

Pregunta y se te responderá.

La evocación se produce porque es una ley natural.  Si estoy preparado, aparecen los instructores.  Si estoy cerrado como un puño, nada puedo tomar.

 

Si abro una ventana, entra nueva luz.

Si en cambio, permanezco aislado y cerrado, invulnerable, nada nuevo sucederá.

Somos aquellos hacia los que las cosas vienen, porque estamos abiertos, confiados y vulnerables.

Actitudes y procesos que serán conocidos como la ciencia de la invocación y la evocación. I-ludere es no-juego.  La verdad, que es lo contrario de la ilusión, se encuentra en el juego.

        Jugar es renacer como un niño.

         Renacer es reorientarse en la vida.  Dejar de desear.  Dejar de buscar.

         Hacer con alegría lo que me gusta.  Hacer, sin miedo, aquello para lo que estoy diseñado.

         Dejar de pedir.  Ya tenemos todo. Ya somos todo.

         Vivir como si fuéramos dioses dormidos.

         Permitir que el asombro diluya los muros del aislamiento.

         Ver la vida con ojos nuevos de un niño.

         No huir más del dolor.

 

         Percibir, en la soledad, la voz del silencio.

         Explorar, experimentar y expresar lo que siento.

         Dejar de luchar y de aferrar, comenzar a fluir.

         Transformar la solemnidad en naturalidad.

         Entregar la pesada carga del miedo al río de la vida.

         Actuar cuando es necesario.  No actuar si no es necesario.

         Estar atento para hablar bien.  O para decir no.

         Practicar el amor. Irradiar amor.

 

         Aprender a confiar.  Aprender a respetar.  No invadir.

         Liberarse de lo innecesario.

         Preguntar.

         Jugar. Aprender a jugar el estupendo Juego de la Vida.

         Reconocerme como hermano de cualquier hombre. 

         Comenzar a percibir la abundancia, como resultante haber intentado trascender el  miedo y la bronca.

 

¿Te resuena algo de lo que leíste? ¿Qué dice tu Alma?

 

Universidad Nacional del Alma

http://www.sidereh.com.ar/UNA/ARTICULOS%20BLOG.htm