LA REFORMA DEL SISTEMA DE SALUD DE EE.UU. EN NÚMEROS

Fuente: The  White House Blog 

En Argentina tenemos el Pami desde hace más de 60 años. En Norteamérica lo lograron ahora. Veamos los números antes de la Reforma, que también nos ayudan a comprender nuestra situación política actual: 

32.000.000  Es la cantidad de norteamericanos que estaban desamparados, fuera del sistema. Es un poco  más que las poblaciones de los Estados de Ohio, Kentucky, Virginia y Arizona sumadas. La Reforma garantiza que el 95% de la población estará protegida. 

1.115  El costo en U$S del seguro de salud actual POR MES de una familia en relación de dependencia. Es el valor de un salario mínimo promedio. 

Es el número de personas a las que se niega atención, a las que se les cobra más, o que son discriminadas, en razón de condiciones preexistentes de salud, CADA MINUTO.

Es también el número de lobbystas que influencian contra la Reforma del Sistema de Salud, por cada miembro del Congreso en 2009. 

625  Es el número de personas que perdieron su Seguro de Salud por cada hora del último año. 

41  Es el número de economistas líderes (incluyendo tres Premios Nóbel) que enviaron una carta al Presidente Obama y al Congreso, urgiendo la aprobación de la Ley de Reforma de Salud, para frenar los costos exorbitantes y crecientes de los seguros vigentes.

41  Es también el porcentaje de adultos menores de 65 años que acumularon deudas médicas y/o tuvieron dificultades para pagar sus facturas médicas durante el último año. 

De cada 6 dólares de la economía norteamericana se gasta en cuidar la salud. 

De cada 3, en 30 años, si no hacemos nada.

Son las razones por las que NO PODEMOS ESPERAR MÁS 

Genial campaña. Sin embargo, a Obama le costó aprobar el proyecto, por la cerrada oposición republicana. Era patético observar por TV la cerrada negativa de los que representan a los laboratorios, oponerse con argumentos insensibles y falaces, Fueron los mismos que aprobaron la emisión inicial de U$S 700.000.000.000 (que a nivel global llegó a U$S 25.000.000.000.000) para salvar la debacle delictiva de las finanzas del 2009. 

Es una estupenda guerra en el plano mental. El triunfo depende de lo que cada uno de nosotros crea, interprete, sienta, de qué lado se encuentran la razón, la verdad y la justicia. Podemos contribuir a la destrucción, o elegir construir lo nuevo.