Libertad, Igualdad, Fraternidad

El lema de la Era de Acuario, generado por los revolucionarios franceses alrededor de 1780, en momentos del descubrimiento del planeta Urano por parte de los astrónomos, que se manifiesta con el fin de regímenes oprobiosos para la libertad y la dignidad del hombre, requiere que procedamos a revisar de vez en cuando su verdadero significado, con el fin de trascender las confusiones que se instalan en el ideario de las sociedades por la potencia de los medios de comunicación masivos.

No es lo mismo pretender libertad para torturar, libertad para drogar, libertad para mentir y desinformar, libertad para violar las leyes que defienden la dignidad del hombre, libertad para bombardear pueblos indefensos, libertad para imponer ideas a los otros, libertad para invadir a naciones, libertad para difundir el odio  y el miedo, libertad para incitar a la violencia, como sostienen y practican con total desparpajo los amos y esclavos de la Hermandad de la Oscuridad que es reconocida con el nombre de Plutocracia Global (narcotráfico, tráfico de armas y sistema financiero perverso), con el propósito de crear miedo, caos y sostener su poder materialista, en plena decadencia desde ese magno acontecimiento, al que le siguieron el descubrimiento de Neptuno (el planeta del Amor del Alma) y Plutón (el planeta del Poder del Alma).

Por primera vez en la historia de la humanidad, estamos viviendo un acontecimiento estupendo que consiste en  la caída de un orden planetario nefasto y materialista en extremo, y el simultáneo nacimiento de un nuevo orden social basado en el lema Acuariano que sostiene la dignidad excelsa de la humanidad como creación divina, sostenido y propiciado por la Hermandad de la Luz, uno de cuyos representantes publicó una síntesis genial del concepto de Libertad que merece ser pegado en la heladera y/o puesto en la mesita de luz, con el fin de no caer en la confusión y el miedo que desparraman los medios masivos de comunicación. Para evitar caer en la pavada general, ¿vio?

Las Cuatro Libertades

 

En los días futuros, queremos que haya seguridad y ansiamos un mundo basado sobre cuatro libertades humanas esenciales.

 

La primera, es la libertad de palabra y expresión - en todas partes del mundo.

La segunda, es la libertad de cada persona para adorar a Dios a su propia manera - en todas partes del mundo.

La tercera, estar libres de necesidades - que traducido en términos mundiales significa convenios económicos que aseguren a cada nación una vida saludable y pacífica para sus habitantes - en todas partes del mundo.

La cuarta, estar libres del temor - que traducido en términos mundiales significa reducir globalmente los armamentos en tal grado y en forma tan completa, que ninguna nación pueda cometer un acto de agresión física contra algún vecino - en cualquier parte del mundo.

Franklin Delano Roosevelt - 1941

 

Universidad Nacional del Alma

http://www.sidereh.com.ar/UNA/ARTICULOS%20BLOG.htm