Los Educadores de la Nueva Era

Este grupo de Almas está encarnando con un propósito común: divulgar (es decir difundir entre el vulgo, o sea, nosotros) y afianzar los nuevos modos de acelerar el proceso educativo de los 8.000 millones de lotos cerrados que poblamos este maravilloso Planeta Azul.

¿Por qué hacen falta nuevos métodos? ¿Cuál es el sistema actual?

Gracias a las revelaciones de la Metafísica Moderna, la Tierra es conocida con el mote de “la Escuelita del Dolor”, porque la manera actual de aprendizaje consiste en el estupendo procedimiento de “Prueba y Error”. Somos individuos libres diseñados para aprender a elegir. Si uno elige bien, es feliz y sanito. Si uno elige mal, sufre, se enferma y se muere antes. Mal o bien según el Maestro Interno, que es la propia Alma Individual. Algunos autores denominan a este método de la Escuelita (en la que todos estamos inscriptos gratuitamente desde el nacimiento hasta la muerte), el “Método B, o de patadas en el culo”. Es tan efectivo, que cuando uno tiene los glúteos como el de los monos de culo colorado del zoológico, de tantas patadas que recibió, empieza a preguntarse. Y cuando uno se pregunta y está atento, viene la respuesta. Es la Ley, según la Biblia: “Pregunta y se te responderá. Busca y encontrarás. Golpea, y se te abrirán las Puertas”.

Si uno no pregunta, porque cree que sabe todo, o porque piensa que todo está bien, uno sigue operando con el método B. Hasta que sobreviene una especie de hastío del conflicto, y comienza un proceso de apertura de la mente y del corazón. Y comienza a plantearse las preguntas: ¿Qué somos? ¿Dónde estamos? ¿Para qué estamos? ¿Por qué morimos? ¿Hacia dónde va la humanidad? Y la Vida está obligada a responder.

Debido al acelerado desarrollo de la mente humana, provocado por la universalización en Occidente de los sistemas educativos tradicionales, han sido instaurados nuevos procedimientos destinados a sustituir paulatinamente el Método B, que permanece vigente como modo básico de aprendizaje en la Escuelita del Dolor, hasta que nos atrevemos a explorar, experimentar y expresarnos desde  otros niveles de conciencia.

El método siempre vigente de prueba y error comienza a ser sustituido (lentamente por razones de vigencia del materialismo imperante) por un modo menos doloroso denominado MES (iniciales de Meditación, Estudio y Servicio) que reemplazará paulatinamente al denominado DIA (iniciales de Dolor, Ignorancia y Aburrimiento), siempre y cuando cada individuo aprenda a emplear correctamente su libertad y  sus facultades mentales para aprender a elegir solamente los caminos del Amor.

La metáfora de los Tres Motores puede ayudarnos a comprender el propósito de los nuevos modos de desarrollar la conciencia humana, por medio de la Revolución del Conocimiento que está en plena actividad irradiante. Cada ser humano incluye en su naturaleza real tres estupendas fuentes de poder, a las que denominamos Tres Motores. El Primer Motor (la Bestia, según Platón) es la sede de los INSTINTOS, que se manifiestan como deseo, el miedo y la ira. El Segundo Motor es el Alma (la Bella), que se manifiesta como Amor, Sabiduría y Poder, y el Tercer Motor, el más poderoso, es la Mónada que se manifiesta como Omnisciencia, Omnipotencia y Omnipresencia. Todo consiste en reconocer el diseño, y comenzar a practicarlo de manera consciente. Es un largo camino, ya experimentado por individuos como Buda y Cristo, quienes junto con Einstein, nos dejaron conocimientos que son realmente revolucionarios.

La primera manifestación de esta revolución consistió en la aparición en 1975 de escuelas espirituales que tuvieron desarrollo planetario, y que todavía operan. Las consecuencias de su acción están también a la vista: miríadas de programas educativos, donde cada “maestrito con su librito” promete cosas. Algunos programas buenos, permanecerán. Otros no. “Por sus frutos los conoceréis”. Pero es adecuado en este punto conocer los frutos del verdadero desarrollo espiritual humano.

El primer paso en este camino se llama Felicidad, o alegría de vivir, o alegría sin objeto. Por el sólo hecho de estar encarnado y de comenzar a disfrutarlo. Se alcanza cuando hemos reconocido y logramos “arrancar” el Segundo Motor, y podemos satisfacer con una pizca de inteligencia y un poquito de amor, las legítimas necesidades de la Bestia. Una  personalidad autónoma y feliz, perfectamente egoísta.

El segundo paso se denomina Inofensividad, cuando aprendemos a amar al prójimo como a uno mismo, y ocurre que aprendemos a generar y sostener solamente relaciones de alta calidad. Amistad, que es sinónimo de la verdadera Fraternidad.

La tercera etapa es notable.  Se denomina Segundo Nacimiento. O el Matrimonio Interno. O la fusión en conciencia del Primer Motor con el Segundo Motor. La Personalidad integrada con el Alma manifestándose como un Mago Blanco, capaz de transformar el agua en vino, de multiplicar los panes y los peces, de curar a los enfermos y de resucitar a los muertos. Un Maestro de Compasión, un verdadero Servidor de la Humanidad.

Las otras etapas, hasta llegar a la séptima llamada Resurrección, donde el individuo tiene tanto conocimiento sobre  la materia y las leyes que la rigen, que es capaz de generar un cuerpo perfecto de luz, inmortal, todas están descriptas en el Nuevo Testamento, reciben el nombre de ALINEAMIENTO (o Ciencia del Antakarana) e implican la manifestación de la potencia del Tercer Motor, pero hoy revisten importancia teórica, esencial para comenzar a atisbar la maravilla asombrosa del Plan divino para la Humanidad. Y recién allí comienza a desarrollarse otra fase de ese Plan, maravillosa, denominada Segunda Etapa de la Creación, destinada a perfeccionar el Proceso Evolutivo en la Tierra, y a difundirlo por todo el Sistema Solar y las Galaxias del entero Universo…

Como vemos, la tarea de los nuevos educadores es esencial para el despertar individual y para contribuir a despertar a otros, como garantía del desarrollo de la Nueva Civilización del Amor, sosteniendo esta visión ante los ojos de los hombres, en épocas turbulentas. Porque “Sin Visión, los pueblos perecen” Y sufren inútilmente.

Pero la tarea inmediata es conocida:

“Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,

Que se realice el Plan de Amor y de Luz;

Y selle la puerta donde se halla el mal”

Casi nada…

Universidad Nacional del Alma

http://www.sidereh.com.ar/UNA/ARTICULOS%20BLOG.htm