El paroxismo de la pelotudez pisciana

 

Como sabemos, las energías de la  Era Solar de Piscis han sido empleadas para producir las peores manifestaciones humanas que conocemos como fundamentalismos, fanatismos, devociones emocionalmente potentes (como ser ario o judío, negro o blanco o amarillo, de Boca o de River, etc), causantes de todas las guerras de la historia, de las crueldades más atroces, de las guerras santas, de los genocidios más horrendos, separatividad, barras bravas y mafias de todo tipo y color, donde el otro  siempre es un hereje peligroso al que hay que torturar y eliminar. “La VERDAD es nuestro don privado y exclusivo que hay que sostener e imponer a sangre y fuego”. Es el lema de la Plutocracia Global en todas sus facetas.

 

Afortunadamente, termina esta influencia nefasta y comienza a manifestarse otra en la Era de Acuario, en la que bajo el lema Libertad, Igualdad y Fraternidad, pronto toda guerra será vista por las generaciones venideras como un anacronismo realmente increíble.

 

Porque las energías no son ni buenas ni malas. Simplemente son. Y los hombres las usamos como podemos. Piscis, cuyo regente es Neptuno, el planeta del Amor (uno de los dos padres de Afrodita), también nos trajo el paradigma de lo que viene: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”

 

Mientras tanto vivimos en tiempos interesantes, épocas turbulentas en las que la Plutocracia Global comienza una decadencia terminal, y simultáneamente surge un nuevo Orden acuariano en todo el planeta.

 

Los ejemplos cotidianos que nos toca vivir están constituidos por la muerte del fiscal Nisman como parte de un intento plutócrata de acabar con las instituciones argentinas, y el triunfo de Syriza en las elecciones parlamentarias griegas, que podrían determinar también en Europa el renacimiento de un orden social diferente al orden plutócrata vigente.

 

Pero como en todo paroxismo, es un intento que precede a la muerte de un orden social que tiene un anclaje materialista tan increíble, que sus acólitos funcionan como si tuvieran todo el poder y también como si fueran inteligentes, sin reconocer ni por un instante que el Amor, la Sabiduría y el Poder son los atributos del Alma.

 

Tal ignorancia se manifiesta en cada acción plutócrata. A punto tal que es reconocible un nuevo tipo de ignorantes esclavos de un materialismo extremo: han nacido y operan los traidores a todas las Patrias. Que son los que creen que hay un poder que supera todas las instituciones y organizaciones humanas, y que por encima de ese poder no hay nada. No reconocen el estupendo poder espiritual. Esta nueva categoría de pelotudos piscianos trasciende y comanda la acción de los Hermanos de la Oscuridad, definidos en 1300 por Dante Alighieri como los violentos, los usureros y los traidores a la Patria, que funcionó durante 800 años como símbolo de la maldad mafiosa pisciana.

 

Tuvieron que aparecer en escena otros piscianos, igualmente poderosos, que no les temen a los Traidores a Todas las Patrias, sino que los exhiben en todos los foros y por todos los medios a su alcance, mientras gobiernan con el principio espiritual del Mayor Bien para el Mayor Número de Personas. Que son los elementos que revelara Toynbee en el siglo pasado: la minoría creadora, con el poder de las ideas, y las mayorías, con el poder del número, pueden crear una nueva Civilización sobre las ruinas de la vieja.

 

Hércules, en su undécimo trabajo de servicio a la humanidad, bajo el Signo de Acuario, tuvo que limpiar los establos del rey Augías, que nunca habían sido limpiados, y estaban tan llenos de bosta que, además del insoportable hedor, ponían en peligro la vida entera de la comunidad.

 

Uno de los antros cucarachosos del planeta está constituido por los “Servicios de Inteligencia”.

 

En una magistral combinación de Acuario y Piscis, ha sido disuelta la SIDE en Argentina. Igual que Hércules, que tuvo que desviar el rio Alfeo para que se llevara toda la mierda acumulada.

 

Piscis disuelve todo lo que se opone a la felicidad humana.

 

El certero manguerazo pisciano disolvió la SIDE y creó el FBI argentino (Agencia Federal de Inteligencia), bajo normas estupendamente acuarianas, transformando la crisis en oportunidad en un abrir y cerrar de ojos. Como Hércules, al que le llevó sólo un día limpiar los establos.

 

Si el 2015 comienza de esta manera, no se pierda el espectáculo de lo que está por venir. Pinta absolutamente endorfínico…

 

 

Universidad Nacional del Alma

http://www.sidereh.com.ar/UNA/ARTICULOS%20BLOG.htm