El probable regreso de

Los violentos, los usureros y los traidores a todas las patrias

Los aprendizajes en nuestro estupendo Planeta Azul son, como corresponde a la Ley de Unidad en la Diversidad, únicos e irrepetibles.

En verdad, la historia no se repite jamás. Pero existen diseños, patrones, hilos conducentes que estamos comenzando a descubrir, y que se encuadran en un gran paradigma universal que denominamos Proceso Evolutivo. Por medio del sistema infalible de Prueba y Error, la entera Humanidad, las Naciones y los individuos estamos aprendiendo a elegir entre el Amor y el Miedo (o el Odio, otro nombre del Miedo). Si cada uno elige bien, permanece y es feliz y sanito. Si se elige mal, el individuo sufre, se enferma y muere antes. Bien o mal según el Alma individual, el Alma Nacional o la Súper Alma. Por ello hemos indicado que el método instituido es el Método B, o de notables patadas en el culo, que pueden culminar fatalmente. Este diseño, en apariencia cruel, es la manera potente, inteligente y eficaz de generar una raza humana de co-creadores que jamás pueda ser engañada por ningún miasma planetario, ni extraplanetario, con el propósito de mejorar la Creación en los Reinos subhumanos para culminar engalanando el Sistema Solar con la belleza perfeccionada de la Tierra.

El mundo polar desplegado por los Hermanos de la Oscuridad y los Hermanos de la Luz, en guerra desde tiempos inmemoriales, han generado un escenario realmente inédito, en el que la Civilización Occidental Globalizada, conducida por la Plutocracia Hegemónica Materialista, está muriendo, al tiempo que ha nacido y avanza de manera inedetenible la Nueva Civilización del Amor, fundada en valores, e inclusividad, que reconoce a cada individuo humano como lo más excelso de la Creación.

La tarea educativa está en manos de dos grupos de almas. Las almas determinantes, que tienen la tarea de destruir la forma en extremo materialista que ya no le sirve a la humanidad, y las almas condicionantes, que tienen como misión preparar las mentes y los corazones de los hombres para la nueva cultura y civilización.

El estado actual de esa guerra declarada en el plano mental admite el siguiente esclarecido resumen (escrito en 1947 por Alice Bailey, en el libro “Los Problemas de la Humanidad”)

Ante todo, debe reconocerse que la causa de la inquietud mundial, de las guerras que han destrozado a la humanidad y de la miseria que se ha extendido por todo el planeta, puede atribuirse en gran parte a un grupo de hombres egoístas que, con fines materialistas, ha explotado, durante siglos, a las masas, y ha aprovechado el trabajo humano para sus propios fines egoístas. Desde los señores feudales de Europa y de Gran Bretaña, en la Edad Media, pasando por los poderosos grupos comerciales de la era Victoriana, hasta ese puñado de capitalistas - nacionales e internacionales - que hoy controla los recursos del mundo, ha surgido el sistema capitalista que ha destrozado el mundo. Este grupo de capitalistas monopoliza y explota los recursos del mundo y los productos necesarios para vivir en forma civilizada, y lo ha podido hacer porque posee y controla la riqueza del mundo y la retiene en sus manos mediante precisas directivas entrelazadas. Ellos hicieron posible la vasta división entre los muy ricos y los muy pobres; aman el dinero y el poder que el dinero da; apoyaron a gobiernos y políticos; controlaron al electorado; hicieron posibles los objetivos estrechos y nacionalistas de políticos egoístas; financiaron los negociados mundiales; controlaron el petróleo, el carbón, la fuerza motriz, la luz y los transportes, y pública y anónimamente el movimiento bancario del mundo.

 

La responsabilidad de la gran miseria que prevalece hoy en todos los países del mundo corresponde principalmente a ciertos grupos interrelacionados de hombres de negocios, banqueros, ejecutivos de carteles internacionales, consorcios, monopolios y organizaciones, y a directores de grandes corporaciones, que sólo buscan su propio beneficio o el de la corporación. No les interesa beneficiar al público, excepto en lo que respecta a la demanda pública por mejores condiciones de vida, lo cual les permitirá, bajo la Ley de Oferta y Demanda, proveer productos, transportes, luz y fuerza, que a la larga redundarán en mayores beneficios. Las características de los métodos empleados por tales grupos son: la explotación del potencial humano, el manipuleo de los principales recursos planetarios y la promoción de la guerra para beneficio comercial y personal.

 

En todas las naciones existen tales hombres y organizaciones responsables del sistema capitalista. Las ramificaciones de sus negocios y el aferramiento financiero sobre la humanidad, existían antes de la Segunda Guerra; estaban activos en todos los países, y aunque durante la guerra se han mantenido ocultos, aún existen. Forman un grupo internacional estrechamente interrelacionado; trabajan en completa unidad de ideas e intención y se conocen y comprenden mutuamente. Estos hombres pertenecían a las Naciones Aliadas y a las Potencias del Eje; trabajaban juntos antes y durante todo el período de la guerra, mediante directorios entrelazados, bajo nombres falsos y a través de organizaciones encubiertas, siendo ayudados por las naciones neutrales que pensaban como ellos. A pesar del desastre que trajeron al mundo, están organizándose nuevamente, renovando sus métodos y no han cambiado sus objetivos, ni se interrumpieron sus relaciones internacionales. Constituyen hoy la mayor amenaza que enfrenta el género humano; controlan la política; compran a los hombres prominentes de cualquier nación; aseguran el silencio mediante amenazas, dinero y temor; amasan riquezas y compran una popularidad espuria por medio de empresas filantrópicas; sus familiares llevan una vida cómoda y fácil y no saben lo que significa trabajar como Dios manda; se rodean de belleza, lujo y posesiones y cierran los ojos a la pobreza, la desdicha, la indigencia, la desnutrición y la sordidez de la vida de millones de seres; contribuyen a las obras de caridad y a la Iglesia, a fin de tranquilizar su conciencia y evitar el impuesto a los réditos; proporcionan trabajo a muchos millares de hombres, pero les dan un salario tan exiguo que les imposibilita disfrutar de las verdaderas comodidades, del descanso, la cultura y los viajes.

 

Esto es una terrible acusación. Sin embargo, se pueden comprobar miles de casos; tal situación está gestando una revolución y un creciente espíritu de inquietud. Los pueblos despiertan y está amaneciendo un nuevo día. Pero se inicia ahora una guerra entre los adinerados egoístas y las masas humanas que exigen juego limpio y adecuada participación en las riquezas mundiales. (Los Problemas de la Humanidad – AAB,1947).

 

Nuestra Patria ha experimentado un renacimiento en un nuevo cuerpo social, como consecuencia de la muerte civil de 2001, a la que fue llevada por la aplicación de políticas capitalistas extremas, como las que ahora sufren Europa y Norteamérica, sojuzgadas por liderazgos materialistas violentos, usureros y traidores a todas las Patrias, sostenidos por la influencia de medios de comunicación hegemónicos, que emplean la mentira, la desinformación y la denigración como medios de ocultamiento de sus verdaderas intenciones ante la opinión pública nacional y mundial, como corresponde a su intención de dominio planetario.

Las correctas relaciones entre hombres y naciones determinan las posiciones claramente polarizadas entre ambos grupos. Relaciones de cuidado, de alta calidad humana, o sumisión completa a la Voz del Amo, disfrazada con el eufemismo del MERCADO, como excusa (ya infantil) de la autoimposición brutal denominada hegemonía de los que (creen) que saben y pueden, sobre los que no saben ni pueden.

¿Cómo elegiremos los argentinos en las próximas elecciones presidenciales?

Si elegimos BIEN, en sintonía con las fuerzas de la luz y a favor del Proceso Evolutivo, habremos afianzado como pueblo no sólo nuestra independencia política, cultural, económica y financiera, sino también habremos contribuido a consolidar el surgimiento regional y mundial de la Nueva Civilización fundada en el socialismo cristiano revolucionario: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

Si elegimos MAL, engañados por los cantos de sirena, las mentiras, los globos, Heidi y los gurúes espirituosos que ha cooptado la Plutocracia Global, sufriremos, en una vuelta más elevada de la espiritual, las horrendas patadas en el culo a las que fuimos sometidos durante el medio siglo anterior a la muerte en 2001.

Aquellos a quienes les interese explorar más intensa y científicamente el estupendo escenario, tiene a su disposición (gratuitamente) el libro “Argentina 2014. Renacimiento o Resurrección” en la página inicial de www.sidereh.com.ar

No asustarse. Tanto cada uno de nosotros como las Naciones del planeta Tierra somos uipidiles (individuos únicos e irrepetibles, poderosos, inmortales, divinamente inteligentes y libres), que estamos aprendiendo a brillar con luz y estilo propios. Ningún miasma planetario puede impedir este despertar.

Si hemos elegido bien, celebraremos la resurrección con burbujas y endorfinas.

Si hemos elegido mal, también celebraremos esperando con alegría la próxima nueva muerte de la Nación (que sin duda será más acelerada) y el renacimiento inevitable.

Nada puede quitarnos la dignidad humana, ni interferir en la conexión individual secreta con la fuente permanente de endorfinas.

¡Hay endorfinas para todos y para todas! No se pierda los próximos capítulos… y jamás deje que se le seque el corazón.

 

www.sidereh.com.ar /Universidad Nacional del Alma