RELACIONES - RELIGIONES

 

 

 

 

Relaciones y religiones significan volver a unir. Lo que está hoy separado.

 

(re-lación; re-ligare).

 

Todo ser humano es una individualidad autoconsciente, pero inconsciente de su subconsciente y también de su supraconsciente.

 


Estamos separados en conciencia (por el huevo duro horizontal), tanto del Alma (la Bella), como de nuestro poder subconsciente (la Bestia). Sólo hay que ampliar la conciencia para incluir esas estupendas energías en nuestra vida cotidiana. De esta re-unión interna (relación-religión) depende la calidad de nuestra vida.

 

Calidad de vida es calidad de relaciones. Con uno mismo, con el otro y con todos los otros. Pero todo comienza en uno. De la calidad de la relación entre nuestra Personalidad y nuestra Alma depende todo lo demás.

 

Entonces, dejemos de buscar afuera para iniciar la más grande aventura humana: la Exploración de Nuestro Espacio Interior. La más extraordinaria, verdadera, imparable e inofensiva Revolución de todos los tiempos.

 

Esta Revolución comienza con el reconocimiento de que todo ser humano nacido en el hermoso Planeta Tierra, es un ser único e irrepetible, poderoso (como diez bombas atómicas), inmortal, divinamente inteligente y libre. Todos somos uipidiles. Íntegros, poderosos y libres. Completos.

 

Buscar afuera es una actitud obsoleta. Acumular cosas es de una estupidez supina. Somos felices únicamente cuando irradiamos las energías del Alma.

 

Autonomía, Autoeducación, Autorrealización. El Maestro es la propia Alma. Tan íntegro es el diseño humano.