El retorno de Cristina

 

Los símbolos

 

Como todos sabemos, un símbolo es algo que muestra un aspecto de la realidad, y oculta otros aspectos de la misma realidad, que pueden ser perceptibles (o no), según los conocimientos, la sensibilidad y la capacidad de interpretación de cada observador.

Algunos individuos se han ocupado de analizar los significados que ocultan ciertos lenguajes simbólicos, con el fin de develar lo que es menos accesible a nuestras limitadas capacidades sensorias e interpretativas en estas épocas muy movidas de la historia humana.

Arnold Toynbee se ocupó de revelarnos algunos movimientos de la vida y de los hombres que se repiten, mostrando comportamientos que obedecen a leyes que desconocemos, pero que revelan pautas inexorables del diseño de la humanidad, a las que no podemos escapar.

La más clara de todas (y al mismo tiempo la más terrible), es la del diseño periódico de todos los cuerpos biológicos conocidos. Lo único que sabemos con absoluta seguridad es que moriremos. La ley que esto revela es que aquellas formas que no alcanzan el grado de perfección posible en los tiempos de vida asignados, mueren para dar paso a nuevos experimentos de la creatividad. Pero en toda muerte subsisten cualidades que perduran en las mentes, los corazones y el ADN de los hombres. Algunos individuos han pasado a la historia por sus acciones. Todos ellos, según Toynbee, han evolucionado gracias a una suerte de abstracción que han ejecutado con maestría, y que él denominó la experiencia de retiro y retorno. El caso más notorio es el de Jesús, quien se  fue de su casa a los 12 años, y regresó a los 30 convertido en un Maestro. Tras el Bautismo, Jesucristo comenzó a predicar y a concretar algunos milagros. Se retiró al desierto, donde fue tentado por el Mal para abandonar su tarea, logrando superar el trance, retornar, y ejecutar con la más profunda convicción su más grande obra: resucitar de entre los muertos y dejarnos el legado educativo más sublime de toda la Historia.”Haréis cosas más grandes que las que Yo Hice.” Aunque hoy casi nadie Le cree (y mucho menos sus seguidores eclesiásticos), constituye el verdadero propósito de la vida de todo humano nacido en la Tierra. Esta es la principal causa de la agonía de la cultura materialista de nuestra Civilización Occidental Globalizada. Esta forma monstruosa del Mal está condenada a morir por haber ocultado a los hombres su condición divina y su destino de Creadores. De cada hombre. De todos y de todas.

Estos retiros y retornos son en realidad características del proceso evolutivo en ciclos ordenados que generan crisis, las que a su vez son oportunidades para que aprendamos a elegir los caminos del Amor, según los libros sagrados de hindúes, cristianos, mahometanos, egipcios y griegos (los antediluvianos, no los actuales). La parábola del Hijo Pródigo, los trabajos de Psique y de Hércules, Arjuna y tantos otros repiten muy claramente el patrón de héroes y heroínas que se atreven a enfrentar las pruebas que los conducirán a los ámbitos más elevados del potencial humano.

Algunos retiros no son voluntarios desde las motivaciones personales, sino que son inducidos por las energías que sostienen y generan este Proceso Evolutivo hacia la perfección de las formas manifestadas, en estupenda interacción con nuestro propio engrama energético.

Como ejemplo cercano, el retiro de Cristina no fue voluntario, sino que fue producido por un hematoma (acumulación de sangre) en la cabeza. Urano en Aries crea las condiciones energéticas para que renovemos nuestras formas de actuar. Si uno viene a 1000, es recomendable bajar algunos cambios. En cambio, si estamos achanchados, es mejor que elijamos mover el culo (o el pito, o la chichi) más activamente, satisfaciendo deseos que veníamos postergando prolijamente. Es útil recordar de la sabiduría griega que dosis es la clave. Mucho sexo mata. Poco también. Nadie está exento, además, de este equilibrio celestial. Mucho menos los curas pedófilos.

El retorno de Cristina revela algunas características interesantes.

La inclusividad como clave en el primer contacto televisivo. Simón, el perrito venezolano prometido por Chávez, y el pingüino creado por el militante del PRO con la leyenda ORGANIZAR PARA TRANSFORMAR escrita en una pata, como indicación simbólica precisa que continuará gobernando para todos y para todas. Los pelotudos fanáticos de la zurda y los huevones fanáticos de la derecha, y también los del medio.

El retorno al hogar de la militancia política transformada, que alguna vez fuera expulsada de la Plaza por el Padre Saturno, vuelve y es recibida con honores en la mismísima Casa por la gran Afrodita, quien los exhortó a amar, a potenciar las utopías y a acentuar la esperanza. Nunca antes los hijos pródigos habían sido incluidos masivamente en la Casa Rosada. En un acto público en el Día de la Soberanía Nacional. Con militantes a la cabeza del Ministerio de Economía y Finanzas, determinados a trabajar por el mayor bien para el mayor número de personas. Con un Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca que nos informa que Argentina hoy produce alimentos para 400 millones de personas. Y vamos por más. Como para que no queden dudas de la determinación política de continuar la tarea de nacimiento y crecimiento de  una Nueva Civilización del Amor y la Abundancia, que sustituirá paulatinamente a la cultura de la Plutocracia Global, cuyos pilares son el miedo, el odio y la ignorancia de la excelsa divinidad humana. Cultura que se manifiesta en las guerras, en el narcotráfico y el mal uso del dinero por parte de los financistas (conocido como escasez… para los otros). Esta simultaneidad de caída y surgimiento, nunca antes vista, nos sirve, como toda crisis, para aprender a elegir los  caminos del Amor. No los del miedo, del odio, de las guerras.

Se percibe con claridad la destrucción de los Estados otrora Benefactores de Europa y Estados Unidos, a manos de los esclavos plutócratas, y la construcción de nuevos Estados Benefactores en Latinoamérica, como nuevos experimentos de la creatividad, que aceleradamente emergen, reparando los enfoques que no dieron el resultado esperado en los ensayos previos. En particular,  relacionados con el mal uso del dinero. En USA, con el intento de establecer una moneda universal autogenerada y autoimpuesta, y en Europa, con el intento de sustituir las monedas nacionales con el Euro, ambos intentos alejados del concepto de soberanía nacional que se manifiesta precisamente con el símbolo monetario de cada país del Planeta. Esto pone en juego los conceptos de libertad individual y nacional, tan vapuleados por las ideologías, pero tan vigentes por ser precisamente Urano (regente de Acuario), el Planeta de la libertad, que se descubre antes de las revoluciones francesa y norteamericana, dando lugar al lema acuariano vigente: Libertad, Igualdad, Fraternidad, entre todos y cada uno de los hombres y todas y cada una de  las naciones de la Tierra, respetando su condición de creaciones divinas únicas e irrepetibles.

De los experimentos sociales latinoamericanos, el argentino, con las características de un capitalismo social de estado, con acento en la integración nacional, en el crecimiento y en la distribución de los beneficios entre todos, y la multilateralidad y el respeto mutuo en las relaciones entre las naciones, es el que tiene opciones más que interesantes para destacarse en el próximo despertar de la humanidad.

Sería conveniente practicar esta  técnica de retiro y retorno en la propia vida, con el fin de verificar la conexión íntima con el odio y el miedo (experiencias adrenalínicas), o con el amor (experiencias endorfínicas).

Porque además hay indicios numerosos del fin del período de aprendizaje definido para la humanidad. Los números previstos en las revelaciones de la metafísica moderna son contundentes: 60% - 40%. Cuando el primer porcentaje haya sido alcanzado por parte de los humanos que puedan conectar en sus corazones el Amor, Alguien cantará ¡Bingo!, y los cor-ruptos (los que sigan conectados con el miedo y la bronca), tendrán sus nuevas oportunidades en tiempos y espacios diferentes, para que puedan seguir aprendiendo (por el método B, a patadas en el culo) a elegir los caminos del Amor.

La oportunidad es única, y fugaz. No se la pierda…

Universidad Nacional del Alma

http://www.sidereh.com.ar/UNA/ARTICULOS%20BLOG.htm