Una bicoca!

 

Algunos Bancos Norteamericanos fueron multados con un total de 16.500 millones de dólares (por vender a sus clientes “activos basura”), para renovar la confianza en esas creaciones humanas que han sido empleadas para cagar a la gente más desamparada del sistema por los Hermanos de la Oscuridad, durante toda la vida.

 

Una bicoca, si tenemos en cuenta que la crisis financiera de 2008 le costó a los gobiernos del mundo un estimativo (por lo bajo) de 25 millones de millones de dólares, empleados para “salvar” al sistema financiero planetario.

 

Lo cual constituye también una bicoca para mostrarnos, por primera vez en la historia, el descuartizamiento público de la “gallina de los huevos de oro”. Si un conjunto de Naciones puede llegar a generar esa fabulosa cifra en poco más de un mes, cualquier Nación puede hacer cosas similares. Porque el dinero, hoy, es un símbolo de valor intrínseco NULO. Es un conjunto de bits electromagnéticos que se genera y registra en memorias igualmente virtuales. Sólo el dos o tres por ciento del dinero tiene contrapartida billete.

 

De allí el temor confesado públicamente por Paul Singer, el Buitre Financiero más famoso y más perverso: que un lengüetazo de plasma electromagnético solar borre todas las memorias de todos los bancos. Cosa que los científicos están esperando desde hace tiempo. Si ese simple eructo salutífero del Sol logra cambiar la polaridad electromagnética del planeta Tierra, cosa que ha sucedido varias veces y que los científicos ya pronosticaron, tampoco podrán funcionar los misiles atómicos, que se convertirán instantáneamente en enormes supositorios individuales de Plutonio.

 

Ni qué hablar de celulares, de aviones, de TV pública o privada, de generadores eléctricos individuales, atómicos o hidroeléctricos. Lo primero en ser afectado puede ser la Internet, con sus pajaritos, mensajitos y demás juguetitos magnetodependientes. Tampoco funcionarán las máquinas de diálisis en los hospitales. Por ello se recomienda “no dormir cerca de los Palacios”. Por la posible falta de ascensores, vió?

 

Y qué puede pasar con los humanos? Nada malo. Podremos dedicar mucho más tiempo a amarnos los unos a los otros. A reconstruir a una humanidad destrozada por el miedo, por el odio, por la crueldad y por la saña opulenta más materialista. A dedicar nuestras estupendas energías divinas a construir la Nueva Civilización del Amor. Cosa que haremos aquí y ahora, sin esperar a que se cumplan los temores fundados de Singer. A los que les quede alguna pregunta, sugiero la atenta lectura del libro “El Fin de los Intermediarios. En la energía, en la salud, en el dinero, en las telecomunicaciones, en la creatividad, en la religión y en la libertad”, escrito en 1998 y disponible en www.santuarios.com , gratuitamente, desde marzo de 2002.

 

Tenemos que aceptar la hipótesis que este Proceso Evolutivo, que ya tiene 15.000 millones de años, no puede ser detenido por unos cuantos odiadores, acumuladores de dinero y de poder atómico y mediático. Esa es la verdadera confianza en la Vida.

 

Con el fin de generar y afianzar esa confianza, recordaremos algunos enfoques que es adecuado sostener como Visión ante los ojos de los hombres, considerando la escalada de miedo y de odio que se distribuye por los medios hegemónicos en estos tiempos revueltos.

 

Paradigma de la Civilización Occidental Globalizada: “Ganarás el pan con el sudor de tu frente…” o te cagarás de hambre.

 

Paradigma de la Nueva Civilización del Amor: “No te preocupes por lo que comerá, ni por lo que vestirás… Busca mejor el Camino de Retorno, y TODO lo demás te será dado por añadidura.” Como por ejemplo la jubilación al nacer.

 

MISERIA (Mis-Eros) significa desconectado de la fuente interna de Amor.

 

ABUNDANCIA (Ab-ondare) significa trascender el miedo o la bronca. En uno mismo.

 

Ya hay endorfinas para todos y para todas! Y gratis! (Traten de que no se enteren los Plutócratas y sus esclavos. Se ponen muy nervioshos!…)

 

 

Universidad Nacional del Alma

http://www.sidereh.com.ar/UNA/ARTICULOS%20BLOG.htm